siem reap

siem reap y los templos de angkor

Este es un destino al que le tenía muchas ganas por ser donde se encuentran los Templos de Angkor, Patrimonio de la Humanidad y 8º maravilla del mundo. La ciudad en sí no tiene nada especial pero es recomendable pasar aquí mínimo 2 días enteros (o 3 si se tiene tiempo suficiente! Los Templos de Angkor es un lugar realmente increíble que merece una larga parada). A continuación te lo cuento todo al detalle para que puedas planificar tu visita y no perder ni un minuto! 😉

_CÓMO LLEGAMOS_

Los preparativos en sí para este viaje te los cuento en el post de la Guía práctica para visitar Camboya así que os voy a contar directamente cómo organizamos a llegada a Siem Reap:

Si venís de algún país vecino, como Laos, Tailandia o Vietnam lo mejor es volar directamente al Aeropuerto de Siem Reap (Aeropuerto Internacional de Siem Reap-Angkor, REP), aunque si estáis en Camboya podéis llegar facilmente en bus o mini-van (aunque eso así, tardaréis unas cuantas horas). Como ya os conté en el post inicial, si entráis a Camboya por tierra desde algún país fronterizo, tened máxima cautela con la policía corrupta. Nosotros llegamos en avión desde Sihanoukville (Camboya) ya que el trayecto en autobús era muy largo y no teníamos tanto tiempo. Volamos con la aerolínea Cambodia Angkor Air y el trayecto Sihanoukville-Siem Reap duró 1 hora. El transporte desde el puerto de Sihanoukville hasta el aeropuerto lo hicimos en taxi con aire acondicionado y costó 20$ para un trayecto de 30 minutos. Si queréis algo más barato podéis optar por un tuk-tuk que cuesta 15$ pero tarda 40 minutos. Una vez aterrizamos en Siem Reap un tuk-tuk del hotel que teníamos reservado estaba esperándonos para llevarnos al hotel. El trayecto duró 20 minutos. Tres días más tarde, para ir al aeropuerto desde el hotel el tuk-tuk nos costó 5$ (eran las 06:00) y lo reservamos con el hotel la noche anterior.

_TRANSPORTE LOCAL_

O mejor dicho, transporte para visitar los Templos de Angkor:

* Tour: se puede reservar un tour que os lleve por el circuito corto y/o el largo por un precio fijo. Con un tour organizado os recogerán en el hotel, visitaréis algunos templos, haréis la parada reglamentaria para comer, veréis más templos por la tarde y acabaréis viendo atardecer en alguno de ellos. Algunos tours incluyen (por supuesto) el amanecer en Angkor Wat, aunque esto debe de ser opcional. La ventaja de los tours es que no tendréis que preocuparos ni organizar nada de nada. La desventaja es que no contaréis con la libertad de ver lo que queráis ni en el tiempo que os apetezca, tendréis que ir en grupo (seguramente numeroso) y las pausas estarán reglamentadas. Yo sabéis que no soy de tours, por eso en esta guía os ayudaré a organizarlo por vuestra cuenta para sacarle el máxmo partido.
* Tuk-Tuk: es el transporte que más usan los turistas cuando visitan los templos. A cualquiera de los cientos de tuktukeros que veais por la calle le podéis pedir que os lleve durante un día completo alrededor de los templos. Ellos se conocen todos los recorridos por lo que es como ir con guía privado. Muchos de ellos os darán agua y fruta y hablan algo de inglés, por lo que la visita se hace amena.  Los precios varían dependiendo de si queréis ver amanecer, de si queréis hacer el circuito largo o corto y de si queréis ver atardecer…así que tendréis que concretar antes los horarios y la duración de la ruta. El precio suele ser de unos 15-20$ por persona/día, así que  si vais  a estar varios días os puede salir un poco caro.
* Bici: También se pueden alquilar bicis para hacer los recorridos aunque yo lo veo más bien una locura por las enormes distancias entre los templos (y de Siem Reap a la entrada del complejo – que son seguro unos 30 minutos pedaleando) y porque el sol aprieta mucho y tras horas dando vueltas por los templos podéis acabar muertos de cansancio. Pero oye, para gustos colores! Yo soy un poco vaga pero a quien le guste la bici debe de ser una buena experiencia! 😉 Eso sí, llevad mucha agua con vosotros y un sombrero!
* Moto: como siempre os digo la moto es nuestro modo de transporte favorito cuando visitamos cualquier ciudad. A pesar de lo mucho que leí sobre Camboya antes del viaje en ningún lugar leí con certeza que se podían alquilar motos para visitar los templos, así que iba un poco ansiosa por saber cómo nos ibamos a mover durante nuestra estancia en Siem Reap. Justo al lado del hotel encontramos una lavandería que también alquilaba motos y la señora nos aseguró una y mil veces que sí se podía alquilar motos a turistas para visitar los templos, así que no lo dudamos y la alquilamos durante los 2 días y medio que estuvimos. Con la moto contáis con toda la libertad del mundo, es barato, refresca y se puede llegar fácilmente a todos sitios, incluso para visitar las calles de Siem Reap. Aquí conducen como en todo el sudeste asiático así que pedid que os den un casco y conducid con cuidado. No olvidéis que en caso de accidente la culpa SIEMPRE es del turista, así que no conduzcáis como ellos e id con cuidado, aunque haya atasco! Nosotros pagamos 15$ por dos días y medio de moto, osea, súper barato comparado con tuk-tuk o tour! También alquilan bicis (2$/día) y tándems (3$/día), pero como os decía, me parece un sufrimiendo innecesario, jeje. Ah, para que os alquilen la moto tendréis que dejar el pasaporte y firmar un papel. Yo aparte siempre pido que me den un número de contacto en caso de que pasara cualquier cosa 😉
* Moto eléctrica: es otra opción que vimos bastante por los templos, aunque al ser bastante más lenta no sé qué tal será la experiencia. Tampoco sé los requisitos para alquilarla pero si os da miedo la scooter entonces puede ésta puede ser una buena opción.

_ALOJAMIENTO_
Blossoming Romduol Lodge – Dirección: Psar Kroung Street 83, Camboya- web

Precio: 11,50$/noche. Nos alojamos 3 noches.

Aunque no está situado en el centro centro (osea, donde hay más ambiente) es una zona tranquila y, como alquilamos moto, nunca resultó ser un problema. El personal es muy amable y te ayudarán a gestionar lo que necesites. La habitación está bastante bien (cama grande, armario, mesitas, escritorio…) y el baño también. El desayuno está incluído aunque es bastante básico (si lo necesitas lo puedes pedir take away – por ejemplo si vas a ver amanecer en Angkor Wat – aunque aviso que el desayuno take away es escaso).  Tienen free pick-up airport service y luego te consiguen un tuk-tuk a buen precio que te lleve al aeropuerto el día que lo necesites. Un hotel muy muy recomendable!

_CONSEJOS/CURIOSIDADES_
Como la lista de consejos y curiosidades se estaba haciendo demasiado larga he decidido hacer un post aparte con mis recomendaciones para visitar los Templos de Angkor. Puede parecer una tontería, pero el complejo es TAN grande y el tiempo es TAN valioso que más vale ir preparado e informado sobre ciertos temas para aprovechar al máximo nuestro tiempo en Seam Reap y, sobre todo, durante nuestra visita a los Templos. Aquí podréis encontrar información sobre el complejo, cómo preparar la ruta, los tickets, horarios, etc….

_PRECIOS Y HORARIOS_
Aunque os lo cuento en el post que os comentaba antes, no está de más dejarlo escrito aquí también:
*Precio de la entrada:
1 día: 37$
3 días: 62$
7 días 72$
* Horario de taquilla:
El horario de las taquillas es de 05:00 a 17:30 pero hacen pausa por la tarde y vuelven a abrir sobre las 16:45, aunque para evitarse largas colas lo mejor es ir con 30 minutos de antelación (sobre todo por la tarde).
* Horarios de los Templos:
Cada templo tiene un horario de visita pero la mayoría abren de 07:30 a 17:30. Angkor Wat y Phom Bakkeng abren de 05:00 a 17:30, mientras que Bayon abre de 07:30 a 18:00.

_QUÉ HACER/VISITAR_
El mayor atractivo de Siem Reap son los Templos de Angkor pero cuando caiga la noche recomiendo pasearse por las calles y mercaditos de la ciudad para dotorear un poco. En la calle encontraréis muchos restaurantes, puestos de souvenirs y puestos de comida callejera entre los que encontraremos: palitos de carne o pescado, insectos fritos, fruit shakes, rolled ice, coco-waffle así como comida tradicional y occidental, como no!

Pero la mayoría de vosotros irá a Siem Reap a visitar los templos así que a continuación os cuento cuál fue nuestra ruta durante estos 2 días completos. Al final encontraréis el link con información útil sobre cada uno de los templos.

Día de llegada:
A pesar de que llegamos a Siem Reap a medio día y podríamos haber visto el atardecer en algún templo decidimos tener una tarde tranquila y reservar fuerzas para los 2 días que nos esperaban (incluídos los madrugones!). Así que hicimoms el check-in en el hotel, fuimos a alquilar la moto y luego fuimos a comprar los tickets para tenerlo todo listo para el día siguiente. Comimos en un sitio local en Siem Reap y paseamos sus calles y sus mercaditos. Un día relajado para hacernos con la zona 😉

Día 1:
Preferimos ver el famoso y ansiado amanecer en Angkor Wat el primer día por si pasaba cualquier cosa (lluvia, nos dormíamos o lo que fuera…), así que a las 05:30 estábamos “puntuales” en Angkor Wat, ilusos de nosotros pensando que llegábamos pronto (y eso que en el camino adelantamos muchísimos tuk-tuks y gente en bici!). Delante de los estanques nos estaban esperando 2 filas de turistas con sus cámaras iluminando la oscuridad y locales vendiendo café, fruta o pancake a grito de “coffee sir!”, “coffee lady!”, quitándole toda la magia a un momento como ese. Cuando ví el panorama me entró un sabor agridulce que aún no me he podido quitar. Entiendo que es un lugar incríble que todo el mundo quiere visitar pero ¿es necesario sostener la cámara/móvil/tablet en plena oscuridad? Entiendo que los locales quieren vender desayunos pero ¿es necesario hacerlo gritando? Entiendo que todos queremos ver el amanecer en primer fila pero ¿es necesario alzar los “selfie sticks” tapándole las vistas a los que están detrás? En aquel momento me hubiera subido a un árbol para ver el amanecer yo sola, en silencio y dejando esa salida del sol sólo en mi memoria. No quiero sonar mal, pero me había esperado otra cosa la verdad…jeje.
Pero bueno, vosotros también querréis ver el amanecer el primer día, no? Pues a madrugar 30 minutos más y plantaros en Angkor Wat a las 05:00, llevaros un rico desayuno “take away” y esperad pacientemente en los estanques. Desde el de la izquierda es desde donde mejor se ve, pero también donde hay más gente. Como está todo oscuro no sabréis si estáis bien situados, pero tranquilos que el amanecer dura un ratito y podréis hacer toooodas las fotos que queráis. Ah, para que os situéis os doy más info: Angkor Wat está situado en una especie de isla, por lo que está rodeado de agua por sus 4 lados. Sólo hay acceso por uno de ellos, y es el que abre a las 05:00. Una vez accedáis, iréis por una pasarela flotante hasta pisar tierra de nuevo y entrar en el complejo. Luego tendréis que seguir caminando y veréis tenuamente la famosa silueta de Angkor Wat a lo lejos. Pasearéis por otro camino de piedra donde, a derecha e izquierda, tendréis los estanques de agua. Si seguís recto, entraréis a lo que es el Templo en sí. Es un poco complicado de explicar, así que lo mejor es que sigáis al río de gente que habrá allí o lo miréis antes en Google Maps o en algún mapa que os de el hotel.

Después de semejante espectáculo (por una parte por lo increíble que es Angkor Wat y por otro por el ridículo panorama de los 500 turistas, incluída yo, claro) decidimos no entrar a visitar Angkor Wat porque estaría lleno de todos esos turistas e ir en dirección opuesta hasta llegar a Preah Khan. No sabía que los Templos tenían un horario fijo así que cuando llegamos aún estaba cerrado y tuvimos que hacer tiempo en un pequeño restaurante que había al lado tomando un café caliente que nos vimo de lujo. A las 07:30 se abría el acceso al templo y allá que fuimos. Es indescriptible la sensación de visitar un templo estando casi solos, así que os los recomiendo 100%! Tras una buena hora recorriendo el Templo fuimos a visitar Neak Pean, ya que está justo al lado y la visita dura como máximo 30 minutos. Una vez paseado podéis visitar el famoso Ta Som, que con algo de suerte aún no estará muy lleno de gente. El caramelo de este templo está justo al final de éste, pero recorredlo con calma y disfrutad de cada paso, ya que el lugar bien lo merece! Luego podéis ir a East Mebon y a Pre Roup, dos templos muy similares entre sí pero muy interesantes. Si tenéis tiempo podéis ir hasta Banteay Samre pero nosotros no queríamos alejarnos tanto así que decidimos que era momento de hacer una pausa para comer y descansar. Con esto habréis recorrido los templos del Este y que forman parte del circuito largo. Por la tarde los templos suelen estar muy llenos así que intentad que la pausa de la comida sea breve para no “adormecerse” pero sí cargar las pilas. Lo mejor es hacer la pausa de la comida lo más temprano posible para no coincidir con el resto de gente y así aprovechar para visitar otro templo cuando los demás estén en su pausa de la comida 😉 No sé cuánta  gente pensará así pero a nosotros nos funcionó el segundo día.

La tarde la dedicamos a visitar el complejo de Angkor Thom que incluye: Bayon, la Terraza de Elefantes (Elephant Terrace), Phimeanakas y la Terraza del Rey Leproso (Terrace of the Leper King). El día ha sido largo así que decidimos ver el atardecer en los estanques de Angkor Wat y dar la visita de hoy por finalizada.

Como os decía antes, los Templos tienen un horario y hay que respetarlo….y aquí os voy a contar una historieta en honor a Fernando. Yo soy muy de cumplir las normas pero este día teníamos que hacer una pequeña excepción ya que la Estación Espacial Internacional (ISS – International Space Station) pasaba por los Templos de Angkor ese mismo día a las 18:30. Fer me pidió porfavor que si podíamos quedarnos a verla. Yo le dije que los templos cerraban y que se apañara él con los de seguridad… así que nos fuimos a Bayon para verla pasar desde allí (desde Angkor Wat había mucha luz y estaríamos muy expuestos a los de seguridad). Y, como era de esperar, las 18:00 puntuales ya estaba un hombrecillo de seguridad echándnos de Bayon, y eso que todo estaba super oscuro! Pero conseguimos convencer al de seguridad, y al otro de seguridad y al siguiente de seguridad. Fer les contaba toda la historia de la ISS y ellos se la iban contadno a sus colegas por radio, así que a las 18:30 nos véis a Fer, a mí y a 4 de seguridad viendo pasar la ISS por encima de nuestras cabezas (en realidad se ve como una estrella muy luminosa que se ve mover por el cielo). Para nuestra suerte, a la ISS le seguía la cápsula Soyuz (donde iban 3 astronautas) como una estrellita que se mueve en el cielo. La verdad es que fue una experiencia increíble y los de seguridad estaban flipando. Luegos nos quedamos hablando con ellos (uno estaba muy interesado en el tema aeroespacial) y todos nos fuimos a dormir la mar de felices 🙂

Preah Khan

Bayon

Día 2:
Tras la grata experiencia de visitar un templo sin gente decidimos volver a madrugar un poco para estar a las 07:30 en Ta Prohm, otro templo que merece visitarse con el menor número de personas posible. Después podéis visitar Ta Keo (y acercaros a la Puerta de la Victoria) y seguir el circuito corto visitando Banteay Kdei y Prasat Krayan. La guinda del pastel la dejamos para la hora de la comida y no pudimos acertar más. Sobre la 13:00 es cuando todo el mundo hace la pausa de la comida así que nosotros provechamos para visitar el templo más mágico del complejo: Angkor Wat, y para reconciliarme con él tras la expeciencia del amanecer. Si vais un poco más tarde (14:30-15:00) podéis quedaros hasta ver el atardecer, aunque aviso que la espera puede acerse eterna quedándote en buen sitio para que “no te lo quiten”. Bueno, sigo: la visita fue una maravilla porque no había mucha gente y el complejo bien merece un par de horas. Lo visitamos sin prisas, disfrutando de cada detalle, cada bajorrelieve, la galería y sus murales, sus estupas y las maravillosas vistas que tiene. Y sí, me reconcilié con Angkor Wat y me encantaría volver a visitarlo (y ver el amanecer plantándome allí a las 04:30 si hace falta!). Después fuimos a comer algo rápido y luego fuimos a visitar Phnom Bakheng, situado en lo alto de una colina, para aprovechar y ver el atardecer. El ascenso se puede hacer en unos 15 minutos, y luego tendréis que subir la enorme escalinata hasta llegar a lo alto del templo. Nosotros llegamos sobre las 15:00 y ya nos estaban dando unos pases que había que colgarse del cuello, es decir, ya estaban contando el aforo de gente que estaba en lo alto del templo y que probablemente se iban a quedar a ver el atardecer (eso mismo hacen en Angkor Wat). Visitamos el templo y luego “cogimos” sitio en una sombra para hacer tiempo mientras se ponía el sol. Por suerte conocimos a una familia española majísima con la que estuvimos hablando tan plácidamente. Tanto que hasta se nos olvidó mirar el atardecer! El templo en sí y el atardecer no tienen mucho encanto, pero sí merece la pena subir hasta aquí para disfrutar de las vistas y ver Angkor Wat a lo lejos. Después volvimos a Siem Reap para cenar, nos paseamos por los mercaditos y nos fuimos pronto al hotel porque al día siguiente tocaba madrugón!

Y con esto termina nuestra visita a Siem Reap y los Templos de Angkor! Como os decía al principio, es necesario mínimo 2 días ENTEROS pero si se tienen 3 se podrá disfrutar todo mucho más al disponer de más tiempo. Yo incluso hubiera vuelto a Bayon, ya que cuando fuimos había tanta gente que no pudimos verlo bien. Y si tenéis tiempo suficiente podéis ir hasta Banteay Srey, bastante alejado del complejo.

Para que este post no se hiciera muy eterno, en el post sobre los Templos de Angkor os cuento un poco más sobre cada uno de ellos así como los tiempos, horarios y ciertas curiosidades. Si tenéis cualquier duda dejadme un comentario y os ayudaré en lo que pueda! 😉

Ta Prohm

Angkor Wat

Etiquetado , ,

1 pensamiento en “siem reap

  1. […] *SIEM REAP […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: